Autorretrato Infiel de Ausín Sáinz en el CAB de Burgos.



  
Vídeo con la explicación de la exposición.                 Prepración de la obra para la exposición del CAB.


Hoja de sala
Autorretrato infiel
Del 10 de junio al 18 de septiembre de 2016.

1.- Tomé como referencia a Durero el primer artista que se autorretrató de forma insistente con la tecnología más avanzada de su momento. Su padre le comunicó su compromiso con una joven adinerada mientras él se estaba formando fuera de Alemania. Fruto de su alegría, se autorretrato con sus mejores ropas con la flor de cardo entre sus dedos, símbolo alemán de fidelidad. A los pocos meses de sus desposorios surgieron sus primeros enfrentamientos. En el video “Fidelity”. “… el autor se muestra como alegoría de la cultura, el arte y la riqueza. Símbolos como el laurel (nobleza), arte (cultura/belleza) y cardo (Fidelidad) son destruidos por el dinero.” (María Marco Such)
En la actualidad se han popularizado las fotografías a raíz del avance tecnológico en los móviles. Las redes sociales nos han ofrecido una nueva forma de comunicarnos. Fusionando todas estas ideas he realizado la instalación “Forillo Photocall S. XXI”, en donde retrato nuestra realidad social. Invito a los visitantes a que participen. Pueden retratarse bajo el cartel “yo soy muy muy feliz” rodeado por los emoticonos, y si lo desean, estas fotografías pueden formar parte de la instalación si las suben a las redes sociales con el hashtag #autorretratoinfiel.












La mala distribución económica la represento utilizando unos billetes de diferentes series como “Viva la crisis”, “los papeles de Panamá”, “Sobradamente preparado/a infravalorado/a”, ¿Por qué yo no lo valgo?… Surgen de unas jaulas ocupadas con unas figuras humanas con las pestañas propias de los recortables, condicionamientos sociales comunes a los que la mayor parte de los ciudadanos estamos sometidos.
Una serie de periódicos, titulados “mi País”, “mi Mundo”, “mi Diario”, nos informan de las mismas noticias pero de forma muy distinta. Los medios de comunicación están sometidos a ciertos intereses y esto se refleja en la información que nos trasmiten. Están acompañados por un superviviente a escala gigante. Junto a él, un personaje nos ofrece su interior. Si miramos a través de la mirilla colocada en su pecho nos encontramos al mismo personaje observado por mil ojos, el control al que nos encontramos sometidos.
Sobre los emoticonos de caras dobles, unas en relieve y otras pintadas, hay un cartel que manifiesta nuestra felicidad “Yo soy muy muy feliz”. Nosotros subimos a las redes sociales todo tipo de información, siempre positiva, y no somos conscientes de que no dejamos de ser uno más. Mire la cara opuesta del cartel.











2.- La universidad en la actualidad se rige por el plan de Bolonia. En esta ciudad italiana aún se mantiene la tradición de coronar con laurel a sus universitarios una vez que han finalizado sus estudios. Nos pasamos toda la vida formándonos y trabajando para poder alcanzar el dinero suficiente para poder subsistir. La corona de laurel también aparece en el vídeo Fidelity y la corona real, colocada sobre la columna de la instalación central. Tras ella, dibujada en la pared, se encuentra la rosa de los vientos que nos indica el destino a seguir.




3. En la videoinstalación con forma de reloj, ahondo en la identidad del individuo, vehículo de desarrollo personal. En la proyección del suelo, reflejo, el reloj resta el tiempo en lugar de sumarlo. En algunos países la manifestación pública de la diferencia puede suponer su persecución y asesinato. La intolerancia, el racismo, la xenofobia, la homofobia, el antisemitismo sigue sin erradicarse de nuestra sociedad. Vivimos actualmente en un mundo que se caracteriza por una radicalización de las posturas políticas, acentuándose las diferencias entre los ciudadanos. Han surgido los nacionalismos y fundamentalistas. Se da una intolerancia cada vez mayor. Se manifiesta una creciente insolidaridad con los refugiados, perseguidos y expulsados de sus países de origen. Surgen movimientos políticos radicales nacionalistas que amenazan nuestra democracia y sus valores. A todo esto hay que sumarles el mal uso que estamos haciendo de nuestro planeta, generando resididos inasumibles, elevando la temperatura del globo y llevando políticas consumistas sin tener en cuenta una visión a largo plazo.









4.- En la sala de exposiciones hay un espacio reducido entre columnas. Decidí utilizarlo para representar con una pieza dos de los mayores problemas que alteran la tranquilidad en Europa. Los he unido mediante un chaleco. La mitad representa un salvavidas. Lo he realizado con las telas de tres paraguas rotos. Su estampado lo podemos identificar con una marca de ropa. Representa las aspiraciones de los refugiados. La otra parte del chaleco está formada por explosivos adheridos al cuerpo, tratando el tema de los terroristas de carácter islámico. Simultáneamente se proyecta en un monitor el video “Europa 2016”. Se desarrolla un desfile de moda con esta prenda, en un ambiente industrial, aspiración de los refugiados y los terroristas. El modelo sopla el silbato en señal de socorro pero Europa está muy bien acomodada y hace oídos sordos.





5 / 6.- En la parte final de la exposición trato el paso del tiempo, la brevedad de la vida y la muerte. El concepto de “Vanitas vanitatis” y “Memento mori” (acuérdate de que vas a morir) en la actualidad se ha trasformado, ya que no tiene el carácter moralizante que tuvo desde el siglo XVII. El poder de persuasión de la iglesia en la actualidad ha disminuido y son muchas las personas que se enfrentan a un final de la vida vacío de contenido. En este espacio predominan las calaveras, símbolo principal de los “Vanitas”.
5.- Presento una visión personal a las tradiciones actualizando los altares portátiles y las mismas reliquias en sí. Una serie de relicarios portan objetos importantes en mi vida: calcetines bordados con el número 408, número identificativo en mi infancia cuando me encontraba en un internado; carnets con los que he sido registrado a lo largo de los años, o trozos de mis uñas potadoras de mi ADN.
Una serie de dibujos nos recuerdan nuestra fragilidad. Están realizados sobre papel de estraza, destinado para envolver alimentos.

















6.- Fotomontajes pertenecientes a la serie “Viva España”. Estas obras nos retrotraen en el tiempo. He elegido la edad de Oro española. En esta época si bien florecen las artes, la sociedad padece una importante crisis demográfica, social, institucional, económica y de valores. En la España actual también estamos sufriendo efectos similares.
Mi recreación es totalmente libre generando anacronismos intencionados, como la recreación de las ropas o la inclusión de las conexiones, aludiendo al alto grado de dependencia de los dispositivos electrónicos de la actualidad. Las carnes abiertas, desgajadas, también destacan sobre estos personajes cargados de dignidad.
Los he realizado utilizando diferentes fotografías que las he ido recortando y superponiendo, trabajando las luces y las sombras al igual que el color para que se puedan integran en una única imagen.
Junto a estas piezas se pude ver el video Black. El protagonista no sabe asumir la derrota. Su orgullo ha sido atacado. Los bienes materiales, representados por los cortinajes de vegetación falsa, le desbordan. En contacto con la naturaleza, vegetación real, busca la depuración de su cuerpo y su limpieza interior.
7.- Otros seis videos que desarrollan los temas mencionados son proyectados en la sala destinada para tal fin (ver en el plano el nº 9).
Ausín Sáinz.





Comunicado de prensa:
EL BURGALÉS AUSÍN SÁINZ traza en Autorretrato infiel un retrato minucioso de las miserias humanas a través de una intervención que combina fotomontajes, videoinstalaciones, esculturas, tratamiento de suelos y otros soportes imaginativos.
Artista multidisciplinar, provocador y removedor de conciencias, Ausín Sáinz (Burgos, 1969) crea instalaciones integrales mezclando diferentes técnicas plásticas con una gran carga reflexiva y crítica. Tanto en las exposiciones de sus pinturas, fotomontajes e instalaciones como en sus intervenciones y videocreaciones convierte su propia imagen, sus experiencias y las de su entorno en fuente de inspiración para construir una obra reactiva contra la injusticia social, las ideas establecidas y los sistemas impuestos.

La propuesta que Ausín Sáinz presenta en el CAB constituye un retrato minucioso de las miserias humanas, tan universales que a todos representan: guerra, violencia de género, acoso laboral, hambre... La dureza del tema tratado contrasta con la belleza del resultado. A través de esta belleza el artista capta la atención del espectador: entrar en la sala supone participar directa o indirectamente con el tema tratado.
Formado en la Facultad Bellas Artes de Salamanca donde realizó las especialidades de Pintura, Escultura, Diseño Gráfico y Comunicación Audiovisual, Ausín Sáinz ha recorrido un largo camino desde su pasión temprana por el dibujo y la pintura hasta sus últimas videocreaciones e instalaciones urbanas. Su obra, de estética figurativa y barroca, inquietante y nada complaciente, ha podido contemplarse en numerosos espacios tanto en España como en Inglaterra, Estados Unidos, Cuba o India.